Feeds:
Posts
Comments

Posts Tagged ‘Britishness’

La primavera ha llegado…por lo menos en teoría! No puedo más que sentirme celosa, cuando leo posts como este, donde se la da la bienvenida al calorcito…Pues bien, sépase usted que no vi la nieve en todo el invierno pero justo ayer empezó el neverío.(Busque usted los copos de nieve en esta foto tomada desde mi ventana). Es muy ligera pero me divierte.

Felices Pascuas…hoy en la mañana*, después de admirar la mini-tormenta de nieve, me dedique a buscar mi Easter egg…es una tradición milenaria…hay algunas tradiciones anglosajonas que vale la pena alimentar, y comer chocolate (siempre y cuando sea de buena calidad) es una tradición que vale la pena adquirir… The famous treasure hunt, versión Pascua.

Algunos recordaran como esta tradición fue rota el año pasado (por culpa de los ridículos precios del chocolate amargo con oro en Rio y de la “procrastination” del lord (que en eso el es peor que yo, so pretexto que le gusta la flexibilidad de no comprometerse con ninguna decisión o planes hasta el último momento).

Este año, aprendida la lección, ha comprado el huevo de pascua con varias semanas de anticipación y lo ha escondido en algún lugar de la casa. Como nosotros no tenemos jardín (y que bueno porque con este clima no sé si me hubiese atrevido a aventurarme al mundo exterior, mismo que fuera por un chocolate). Unas cuantas pistas fueron necesarias. Lo encontré al tercer intento, en la cocina! Años de experiencia me ayudaron en la tarea…recuerdo que en mis años mozos, mi papa, una vez a la semana, traía chocolates (en particular conejitos de Turín y exóticas, hmm!) y los escondía en el salón de la casa…nos iba dejando recaditos en varias partes, con claves…y mi hermana mayor y yo nos divertíamos encontrando el tesoro. (Que hermosos detalles de mi papa!)

Ya tendremos oportunidad de probar el huevo de Pascua más tarde.

En la mañana le dimos espacio estomacal a los “hot cross buns”, otra tradición ancestral en estas tierras…Los panecillos están hechos con una masa de pan dulce, con especies (canela y clavo vienen al paladar) y llevan pasas de Corintia y cáscara de naranja cristalizada. Por encima, van decorados con una cruz (también hecha con una pasta de azafrán y canela) que simboliza la cruz de Cristo. Tradicionalmente se termina el ayuno de la cuaresma con ellos, el Viernes Santo. O sea que es el primer pastelito desde el Shrove Tuesday (el martes antes del miércoles de cenizas, cuando todo el mundo come muchas crepas porque hay que terminarse la harina de la despensa antes de empezar la cuaresma, quien los viera a estos británicos tan cristianos).

Cuenta la leyenda que en los años estudiantiles del lord se alimentaba solamente de hot Cross buns, una vez pasada la época navideña (cuando se alimentaba meramente de Christmas pudding).

A mí sólo me tocó ser testigo de la adicción a cierta marca de buns, a tal grado que en sus largas estancias en México (un mes a la vez) se llevaba varios paquetes de pan, y los congelábamos una vez en casa de mis padres…

Como toda una lady que soy, lo he curado de sus malas mañas: le enseñé a cocinar unas galletas de avena y plátano que han sido desde entonces la nueva adicción.

He aquí una foto ya tostado y con su mantequilla. Con este frio y esta nieve se necesitan las calorías extras.

_____________________

*Este post deberia haber salido publicado el domingo 23 Marzo.

Advertisements

Read Full Post »